martes, 30 de noviembre de 2010

Por un ángel

Hoy desperté, con la apatía de ya no querer sintiendo, soñando, pensando, recordando de cuando era tu ángel. Hoy soy tu demonio.