viernes, 27 de abril de 2007

Tus ojos

Ten cuidado con esos ojos
que pueden ser mortales para mí
siento que me desgarras el corazón
cada vez que me miras así.

No te aproveches de mis sentimientos
no te rías de mis esfuerzos
sabes que en eso yo nunca miento
lo que habla es lo que llevo dentro.

Toca mis labios con los tuyos
como si necesitaras de ese alimento
alimento del alma, necesario e imprescindible
alivia el dolor como una cura perfecta.

Ven conmigo para fundirnos en uno sólo
deja de pensar en el mañana, que el hoy es oro
deja a un lado tus preocupaciones futuras
es el presente lo que nos da y quita todo.

No pienses en tonterías y bésame ahora
yo sé que lo deseas, porque te conozco
no puedes engañarme con argumentos irreales
porque nadie sabe que pasará después de marcharte.

Lo que siento por ti no puede ser escrito
ni con palabras ni con letras ni con pensamientos
inventaría nuevas formas de describirte
porque no hay un idioma perfecto
para semejante amor que por ti yo tengo.

Serían mi hechos y no mis palabras
los que expresen por mí todo eso
todo eso que yo llevo dentro
que sólo los ángeles pueden decirte
cuando sueñes con ellos y con ellos veas
los deseos reprimidos que tienes de estar conmigo.

Por eso yo te digo amor mío
que si no me tienes ahora no me tendrás después
porque la vida me enseña muchas cosas
que si no puedo vivir contigo ahora
he de trasformarme para ya no necesitarte más.

Si algún día regresas por mí, y es tarde...
ya no me encontrarás jamás
porque habré cambiado mi corazón
por uno que no lata así por tu amor