viernes, 27 de abril de 2007

Siguen las nubes


Otro amanecer, las nubes persistentes ocultan la luz del Sol, oh! ¿qué será de aquellos que siempre nos gusta estar a plena iluminación? Ya no quiero más obscuridad. Sal de allí!, no te dejes, te encontraré y estaré contigo nuevamente, pronto sentiré tus rayos ultravioletas como calientan mi piel.