miércoles, 16 de octubre de 2013

El error

No tengo el deber, pero si el derecho a equivocarme, no nací perfecto, quien me quiera debe aceptar mis imperfecciones, sin someterse a las seducciones del masoquismo.

Más allá del no perdonar, es el error más grande, por mí cometido. No para liberarme de alguna culpa, sólo acepto la responsabilidad de haberlo ejecutado.